Brokering AbogadosAbogadosAbogados Chile

Pymes chilenas

Sociedades por acciones (SpA)

La sociedad por acciones, conocida por su sigla SpA, se creó por la ley 20.190, publicada en el Diario Oficial el 5 de junio de 2007, como una forma simplificada de las sociedades anónimas y pensada originalmente para las empresas de capital de riesgo.

Ventajas y desventajas de las sociedades por acciones

Alguna de las ventajas que tiene una SpA frente a una Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL) es que se puede crear como una sociedad unipersonal y después ir añadiendo nuevos socios, que puede tener más de un objeto o giro y que personas jurídicas también pueden formar este tipo de sociedades.

Esta es una sociedad adecuada para aquellas personas que quieren empezar un negocio, en el cual desean agregar en el futuro nuevos socios de cualquier tipo o sólo socios capitalistas.

Una SpA puede tener uno o más accionistas y una forma bastante liviana de administración, ya que no se necesita tener un directorio. Por otra parte, una persona puede ser accionista de cuantas SpA estime conveniente y los accionistas de la SpA pueden ser personas naturales o jurídicas.

La desventaja de una SpA frente a una sociedad de responsabilidad limitada (Ltda.) es que a diferencia de una Ltda. cualquiera de los socios puede vender sus acciones y así salirse del negocio e incluso hacer ingresar a personas que no se desea tener como socios y, por otra parte, el accionista mayoritario podría hacer aumentos de capital y eventualmente dejar fuera de cualquier decisión a los accionistas mayoritarios, por ello muchas veces las empresas familiares prefieren a las sociedades de responsabilidad limitada ( Ltda. ) frente a las SpA.

Capital y acciones de la SpA

El capital de la sociedad se dividirá en acciones, y los accionistas serán responsables hasta el monto de su respectivo aporte en la sociedad. Las acciones deberán suscribirse y pagarse en el plazo que los mismos estatutos señalen, y si nada se señala, se deberá hacer en el plazo máximo de cinco años desde el momento de la constitución de la sociedad o desde el aumento del capital social.

Los aumentos de capital serán acordados por los accionistas. Por otra parte puede existir capital autorizado, es decir, aumentos de capital que podrá realizar el gerente sin necesidad de acuerdo de la Junta de Accionistas, ya sea para financiar la administración de la sociedad o para fines específicos.
La sociedad permite tener acciones que sólo den derecho a repartición de utilidades por un negocio determinado. Eso permitiría buscar socios capitalistas para algún nuevo negocio que se quiera desarrollar y asegurarle al nuevo socio que considera que el negocio será rentable, que no se contamine con los negocios ya existentes.

Las formas más aconsejables para obtener fondos para su SpA son.

1.- Pedir un préstamo a un banco. Generalmente los bancos piden que los socios hagan de aval.

2.- Hacer un aumento de capital, en que los socios ponen el dinero o invitan a nuevos socios. La gracia de una SpA es que se pueden hacer acciones para un negocio específico dentro de la SpA.

3.- Emitir bonos, que son instrumentos de deuda que puede cualquier persona y que la sociedad por acciones le promete pagar al final de cierto plazo.

El mismo estatuto social podrá establecer porcentajes o montos mínimos o máximos del capital social que podrá ser controlado por uno o más accionistas, en forma directa o indirecta. En caso de existir tales normas, el estatuto deberá contener disposiciones que regulen los efectos y establezcan las obligaciones o limitaciones que nazcan para los accionistas que quebranten dichos límites, según sea el caso. En su defecto, dichas estipulaciones se tendrán por no escritas.

Se pueden crear diversas series de acciones, con algunas que sólo dan derecho a utilidades y no a voto, obligar a un accionista a venderle a los otros accionistas o a la propia sociedad sus acciones si se desea retirar, etc. La venta de las acciones se puede hacer simplemente mediante un instrumento privado firmado ante Notario o mediante otras formalidades fijadas en los estatutos de la sociedad. Hay que tener la prevención que la venta de las acciones a su cónyuge será nula, aunque se le llame cesión de acciones.

Administración de la SpA

Una SpA permite una gran flexibilidad en su administración y en los derechos y obligaciones relacionados con la tenencia de sus acciones, lo que permite que se adapte a cada una de las necesidades de un negocio. Se debe tener a lo menos un gerente que haga de representante legal, pero no existe limitación que esa representación legal pueda ser ejercida por dos o más personas en forma conjunta o separada.

Constitución de una SpA

La SpA se puede constituir en la forma tradicional, mediante una escritura pública, cuyo extracto se publica en el Diario Oficial y se inscribe en el Registro de Comercio o por el sistema de Empresa en un día.

Su constitución, ya sea por una o más personas naturales o jurídicas, se debe hacer por escritura pública o bien mediante documento privado con firmas autorizadas ante notario y protocolizado. El acto de constitución de la sociedad irá acompañado de su estatuto, el que deberá expresar, a lo menos, las siguientes materias:

Tributación de las sociedades por acciones

Se debe tener presente que una sociedad por acciones tributa como una sociedad anónima. Sin embargo, la ventaja que tiene frente a esta última, es que ante el SII se puede optar entre tributar bajo el sistema integrado o semi-integrado, según la necesidad de los accionistas y la sociedad.

Se debe tener presente que el SII no acepta que una persona tenga más de un contrato de trabajo por las sociedades que sea dueña.Sin embargo, como a las SpA se les aplica por analogía las normas tributarias de las sociedades anónimas, no existe límite para las remuneraciones del accionista que haga de gerente de la sociedad, pero obviamente, tampoco podrá percibir una remuneración inferior al salario mínimo.

Disolución de las sociedades por acciones

Esta sociedad, igual que el resto de las sociedades, deberá ser disuelta por los socios de común acuerdo o por un juez árbitro y no son objeto de fiscalización externa por parte de algún organismo, no siendo obligatorio el nombramiento de inspectores de cuentas.

Última modificación: 18/02/2020

Pymes chilenas

Derecho medioambiental chileno

Derecho comercial internacional

Derecho laboral

Salud y seguridad ocupacional

Compliance